¿Es necesaria la atracción sexual para construir una relación de referencia? No.

Cuando me regaló el libro de Ana Elena Pena: “Vamos a follar hasta que nos enamoremos” la dedicatoría de su interior me decía: “No me ha hecho falta follar para enamorarme de ti.” Y puede que ahí empezasé todo el proceso de reflexión que os voy a contar.

portada-hecha-follar-2-1
Desde hace años tengo una relación de referencia (Roma de las Heras, 2016) muy importante para mí. Esa relación no ha tenido nombre durante mucho tiempo. Cuando nació, yo no ubicaba una relación de referencia sin sexo… (O si, pero entendía que no había sexo porque lo hubo, se acabó y ambas partes deseaban mantener la relación modificándola: pasando de pareja a compañeros de vida). Así que no me permitía llamar a esa persona mi pareja. En mi cabeza ella era algo más que una amiga pero no una pareja.
Con el tiempo fuimos construyendo nuestra relación y a la par yo iba entendiendo poco a poco, y gracias a la anarquía relacional, que es tremendamente alosexista jerarquizar las relaciones de ese modo. ¿Merecía ella no ocupar el espacio de pareja porque no tengamos ganas de follarnos? Parece obvio que no. A todos los efectos es mi pareja: hablo con ella a diario, le cuento lo más íntimo, me gusta (me encanta), la quiero con locura, me gusta darle la mano al pasear, abrazarla, dormir con ella, me gusta que sea feliz (que coño, ¡lo quiero con todas mis fuerzas!) Me gusta ver que le gusta otra gente, me gusta que esa otra gente la haga feliz… Simplemente no tenemos ganas de follar. No es que las hayamos perdido, es que nunca han existido.
Esa especie de disonancia cognitiva  no podía durar mucho, por un lado parecía contradictorio querer denominarla pareja para reafirmar su importancia… Parecía una vez más como una jerarquización que marcaba la diferencia para con las otras relaciones. Por otro lado no era justo ocultar e invisibilidad su importancia en mi vida.
 Tras nuestro primer conflicto surgió mi necesidad de decirle que yo … No la veía como mi amiga si no como mi pareja, aunque no follaramos. Y que me gustaría que nos entendiéramos así, si a ella también le apetecía. Desde ese día, es mi pareja. Tengo dos novias, aunque no folle con una de ellas. 
images
Llegados a este punto, la cuestión es: ¿entiende la gente a qué me refiero cuando hablo de la importancia de ella en mi vida si me refiero a ella de otro modo? No. Tengo dos parejas, aunque con una de ellas no tenga sexo. Es la única manera de que entiendan cuan importante  es ella para mi. Y aún así en muchos espacios no se entiende, se me acusa de confundir amistad con relación de pareja… Una vez más, lo normativo cuestionando e infantilizando al resto, no es novedad.
Algo que me ha ayudado a comprender bien la diferencia entre mis sentimientos hacia ella y mis sentimientos hacia otras personas son reflexiones que llegaron a mi gracias a (mi querida) Romay a ella gracias a las comunidades asexuales. Generalmente cuando se habla de relaciones de pareja se sitúa el sexo como marca de diferencia: el sexo define de manera clara la separación entre amistad y pareja. Sin embargo si miramos otras maneras de relacionarse menos sexocentristas y ampliamos nuestra visión de la atracción veremos que existen varios tipos de atracción más allá de la atracción sexual. Cito textualmente: “En el contexto de AVEN la atracción se refiere a una fuerza mental o emocional que vincula a las personas. ” Entendiendo esto es evidente que la atracción es algo mucho más amplio y complejo y que tratar de definirlas o clasificarlas es un tema un tanto controvertido.  Aún así este pequeño cuadro me ayudó a aclarar ciertas cosas y a identificar de manera más efectiva qué sentía por ciertas personas.
atracciones
Una vez identificado qué se siente, una puede establecer los criterios que considere necesarios para decidir llamar (o no) pareja a otra persona. Personalmente, con el tiempo, he aprendido que no necesito de la atracción sexual para poder considerar a alguien mi pareja.

También he aprendido que aunque puede que muches no necesitéis ponerle palabras o etiquetas a vuestras relaciones, a mi poner sobre la mesa su importancia y llamarla por lo que es me ha servido para ubicarme y reafirmarme y me ha hecho sentir más segura con ella y con mi pareja de convivencia.

Como diría Road Ramos: Amar es dejar vivir en paz. Así que sólo os pediré que si no lo entendéis o compartiis… me dejéis vivir sin cuestionarme.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s