BlackMind Studios, Black Porn d’Auteur. Oscuros fetiches en formato de delicia visual.

Hay veces en las que un simple Follow en twitter le da un giro a tu vida. Eso me pasó a mi con BlackMind, en el momento en que me siguieron descubrí que hay esperanza para el porno nacional. Que ese porno que tanto tiempo llevo buscando y repensando ya empieza a existir y que precisamente se hace en Barcelona.  Les envié un mail diciéndoles lo mucho que me enamoraba su trabajo y accedieron a tomarnos un café y charlar un rato. Un rato que fueron dos horas maravillosas en La Federica (¡ese bar que es tan como estar en casa que nos dejaron ocuparlo para poder charlar a puerta cerrada!) Durante ese rato no paramos de darle vueltas a que es lo que nos pone o nos deja de poner mientras Bru Aguiló  observaba y sacaba unas fotos que son puro amor.  ¡Ahí va la entrevista!

11040444_10155519682180727_346430049_o

QPR: El deseo determina cómo nos relacionamos con personas y objetos de nuestro entorno. Suele estar construido desde lo prohibido y el control del mismo es básico para tener una sociedad homogenea y disciplinada, por eso tradicionalmente se ha tratado este tema desde la patología. Por eso precisamente el estudio del deseo tiene un gran potencial revolucionario. Si hacemos caso a eso de que el porno es una ventana a conocer el estado del deseo a nivel social, podemos ver que el deseo está cambiando (o bien que no es lo que creíamos) en tanto en cuanto el porno está cambiando. Cualquier persona con una cámara y nociones básicas de video puede rodar y vender sus clips. Esta democratización y esta facilidad de acceso al mercado sin duda ayuda a visibilizar minorías, a normalizar lo abyecto y a ampliar márgenes. Tenemos acceso a prácticamente todo lo que podamos imaginar y si no existe, tenemos facilidades para crearlo. El deseo humano es un constructo y con la democratización del porno podemos alterar el sistema cultural que fomenta un deseo hegemónico. ¿Cómo llegais desde BlackMind Studios a la creación y exposición de un deseo tan revolucionario a nivel político?

received_10155519582905727

 Anneke: Supongo que si ves nuestros vídeos comprendes que hay una carga política, yo lo veo más quizás como rebeldía: Esto está mal, pues  toma dos tazas. Las cosas que hacemos son cosas que nos gustan y creemos que si a nosotros nos gustan  a más gente también le van a gustar.  Y no es algo malo porque: todo es consensuado,  está todo en orden. No hacemos nada que pueda hacer daño a otra persona.

 Nico: Para nosotros es muy importante hablar de las cosas que no se hablan, porque también estamos muy hartos de la censura. Hemos tenido  muchos problemas y vemos que la gente tiene doble moral, hay muchos tabús pero a la hora de consumir si que consume este producto. A nivel  político quizás podríamos decir que sí que hay unas ganas de politizar estas ideas. Pero vamos más allá, ya no es tanto político, desde Blackmind  queremos hacer lo que nos gusta y dar algo para que la gente disfrute. Y la gente disfruta con lo prohibido. Aunque luego consuma productos  mainstream.

 Anneke: Yo creo que también hay un poco de cara a la galería. El porno es muy exagerado, una cosa es lo que dices que consumes y otra lo que  haces cuando llegas a casa. Creo que la gente tiene mucho miedo a ser sincero con uno mismo y sus deseos sexuales.

Nico: Eso pasa mucho con las parejas… Tanto de un lado como de otro. Nosotros quizás tenemos un punto de vista más feminista porque potenciamos mucho a la mujer, simplemente porque creemos que para llegar a una igualdad de género es necesario dar oportuniad a la mujer. Yo como persona heterosexual creo que el feminismo es muy positivo. Estamos comunicando y por tanto tenemos una responsabilidad como comunicadores y creemos que es importante dar  un punto de vista muy sano en respecto a la igualdad. Queremos huir del porno mainstream porque es lo más machista que hay. Aunque sea un producto que la gente pide.

Anneke: Es un producto que la gente pide pero que es peligroso. De entrada te suelta imágenes sin ningún tipo de explicación. Suelta imágenes sin más y no solo en el tema BDSM cualquier video mainstream. Hay cosas que a mi pueden llegar incluso a ofenderme y yo soy una mujer adulta, pero pienso: ¿Cómo me afectaría a mí ver esto si tuviera 16 años?

Nico: Creo que para llegar a un estado de bienestar la comunicación tiene que ser sana dentro de una sociedad, si intentamos sanear la economía, las calles… la comunicación es la corrupción máxima, por encima de la política. Si no hay gente que comunique honestamente, vamos mal. Hay que intentar comunicar algo sano y sin tabús.

received_10155519692670727

  QPR: Lo explícito abunda en los mass media y llegados a este punto parece que lo explícito ya no excita. Nos hemos acostumbrado. Tengo  la sensación de que debido a eso por fin el porno va a tener que jugar con el erotismo, el videoarte o el postporno para poder seguir    ofreciendo  algo que estimule.  El BDSM parece una apuesta foucoltiana dentro del porno, en tanto en cuanto en ocasiones ofrece    imágenes simbólicas de elementos no explícitos para provocar una experiencia íntima de excitación que desgenitaliza el sexo y el placer.    ¿Qué pensais de ello? ¿Qué os lleva a trabajar en la línea de lo que definiis como BlackPorn?

 Anneke: Yo tengo que decir que soy muy fan de que esté pasando esto. A mí como estilista me pone mucho la ropa. Ver un cuerpo desnudo  me aburre, lo veo algo como tan natural que… no me atrae. Me gusta cuando encuentras a alguien se rompe la cabeza para crear un estilismo,  crear un ambiente… eso es lo que me pone. El ver que el sofá no es un sofá de sky puesto porque sí.  Que la gente se lo curre, que no sea  alguien que coge una cámara y pone a dos personas con lencería cutre a follar. Desde BlackMind damos mucha importancia a la estética, es en  lo que más nos rompemos la cabeza. Y aún nos queda mucho, ¡Queremos hacer cosas todavía más idas de olla! Esta ha sido la primera  temporada y ha sido todo muy rápido. En el video de Expiatory, que es el que más nos gusta, vamos super tapados, apenas se ve un pecho. Pero vamos que ese video porque somos nosotros, pero ese video lo veo por ahí… y… ¡yo me tocaría mucho!

Nico: Pretendemos mostrar que no hace falta exponer una polla, un coño o unas tetas para ponerte. Esta es una de las bases de BlackiMind. Hay videos nuestros donde no hay ningún contacto físico, no hay coito, no hay corrida pero sin embargo te ponen. Creo que es importante que lo mainstream se de cuenta de ello. Pero la pregunta quizás es: ¿Porqué lo mainstream tiene la necesidad de erotizar, de mostrar cuerpos? Porque toda la vida ha existido la escena de cama, pero ¿porqué ahora el mainstream se ha volcado a hacer cosas más explícitas? Siempre he pensado que en el cine mainstream las escenas de sexo deberían ser reales. Si no van a ser reales, prefiero que en una película si van a follar se vea que van a la habitación y ya está. Porque para ver eso, rodado de esa manera… mejor no. Si follan follan, pero fingir…

Anneke: Es que es cómico como se muestra, a ella se le ve el pecho, a él se le ve el culo y ya. Acaban de follar y tienen que ir a la cocina a comer algo y van tapados con la sábana, no sudan, no se despeinan, no se desmaquillan… Yo veo que el problema es también que vivimos en una sociedad gris donde no hay fantasía, nos anulan la creatividad desde la infancia. La gente es gris. Y obviamente eso afecta al sexo.

received_10155519643330727

Nico: La pregunta es esa: ¿porqué en el cine mainstream parece que tiene cabida lo explícito? Yo creo que viene generado por la violencia explícita. Cada vez vemos más violencia y ahí no hay ningún tipo de censura, en cambio tocas el sexo y ahí si, censura. El cine mainstream llega a mucha gente, pero muchas cosas llegan erroneamente. Por un lado puedes beneficiarte de que está aceptado lo explícito, a BlackMind nos puede ayudar porque tenemos un lenguaje muy cercano al cine, pero no queremos caer en eso. Tenemos un proyecto de mediometraje para más adelante, en el que si tiene que haber sexo porque forma parte de la historia lo habrá, pero si lo hay será real. El problema básico es el dinero. Pero podemos estar orgullosos, hemos conseguido cosas de las que nos sentimos muy orgullosos con muy poco presupuesto.

QPR: Trabajais con filias como la hipoxifilia,  emetofilia o  la clastomanía. En Expiatory explorais la hierofilia y personalmente a ratos me recordó a las 120 jornadas de Sodoma, quizás si cabe más al film de Pasolini y a su crítica al poder que a la novela de Sade.  La institución religiosa es algo que suele repugnar mientras que la iconografía religiosa nos atrae a muchxs. ¿Cómo viviis esa posible disonancia cognitiva? Esa relación entre Eros y Thanatos en el imaginario pornográfico

Nico: Eros y Thanatos para mí es la clave. Quizás si que la iglesia católica siempre le ha dado más importancia a Thánatos, porque es una herramienta de miedo, pero creo que a nivel psicológico y profundo Eros está en la iconografía. Las vírgenes que parecen coños abiertos… ahora mismo le llamaríamos publicidad subliminal. Esa iconografía es sexual.

Anneke: Los éxtasis. ¿Qué es un éxtasis? Es placer. O la relación entre las monjas y Dios, esa relación en la cual son las novias de Dios… eso implica algo. Yo creo que es muy evidente que el sexo sucede… a mi me gustaría que las monjas, por ejemplo, hablaran de ese deseo sexual. Porque esa privación voluntaria excita todavía más.

Nico: La pregunta es ¿Por dónde canalizan ese deseo sexual? Esa pulsión sexual ¿hacia donde va? Está claro que las religiones orientales si que asumen su existencia y canalizan esa energía de algún modo pero ¿cómo canalizan ese deseo en la comunidad católica? En cuanto a la relación para mí es muy evidente que existe, por ejemplo en Expiatory no hay una relación sexual sin embargo si hay un contenido sexual muy presente: el hecho de vomitar, de meter los dedos… ahí está Eros. El Thánatos también creemos que en cierta manera lo tenemos muy presente, porque llega un momento en algunos vídeos en que esa historia se rompe, pasamos a otra historia porque hay un vuelco en el guión donde hay una muerte y un nacimiento de otra cosa.

Anneke: Yo he sido tanatopractora y he tenido contacto directo con la muerte, y existe ese deseo y esa atracción. No es algo tan sexual, quizás  es algo más espiritual pero genera excitación. Y es algo de lo que me gustaría hablar. ¿Porqué no puede hablarse de esto directamente? No  entiendo porque la gente puede expresar que se excita con videos de teens, cuando a mi me da muchísima grima pensar que alguien se excite  con una chica pensando que es menor. Eso se habla y se respeta, sin embargo no puedes decir: –  yo trabajando en un tanatorio a algunos…  pues mira. Ah! No, eso no! Eso no se puede decir. ¿Qué pasa? Si no has hecho nada porque respetas a las personas… ¿porqué no puede  expresarse?. Yo por ejemplo a veces veo a mi novio dormir y me excito porque fantaseo con que ha muerto. ¿Porqué esto no puede  verbalizarse? ¿Porque este tabú? Cuando miras en el cine y en muchas películas mainstream eso existe, por ejemplo: Drácula, de Bram Stoker…  es absolutamente necrófila: esa obsesión por las chicas pálidas con un vampiro que las muerde y les roba la vida…

received_10155519672205727

  Nico: Pero eso también tiene que ver con la concepción de la muerte que tenemos aquí y el culto a la muerte. Al morir mi madre tuve el primer    contacto con todo lo que era la muerte, la tanatopraxia, la factura económica detrás de todo eso… y desde entonces mi interés por la muerte se ha   ido potenciando, ¿Cómo tratamos la muerte? Ya sea a nivel sexual como a nivel espiritual. Nosotros queremos hablar de la muerte, queremos  poner nuestro granito de arena en ese tema, para nosotros las filias son algo a explorar. Yo quería documentarme así que hablé con una amiga  psicóloga para pedir información y claro, ella lo trataba como algo aberratorio. Pero si algo bueno tiene la psicología es que avanza y se adapta,  ahora se habla y se escribe sobre la normalización de estas filias, en este proceso también ayuda la presencia de todo esto en los medios  mainstream. Lo malo es que hasta que se da este cambio la psicología te categoriza desde la patologización. Nuestro objetivo es normalizar esas  filias, no tratarlas como una enfermedad si no vivirlas desde el estar sano.

 Anneke: Claro, lo que pretendemos es arropar a la gente con filias y dejar claro que no estamos locos. Pero para eso hace falta explorar los  extremos. Ya no sólo a nivel sexual… hay que exponer todos los tabús.

QPR: Hace unos meses ardió twitter tras un texto maravilloso de Lucía Egaña en el que relatava una experiencia de violación. Se puso sobre la mesa el tabú de la fantasía de violación y la mayoría de feministas coincidimos en que el consentimiento, incluso en las fantasías de violación, es algo clave. Kink me enamora precisamente por esos minutos de metraje donde toda modelo aclara qué desea hacer, dejando constancia de que por extremo que sea es consentido. ¿Pensais trabajar en esa línea?

Nico: Siempre ponemos al final de los videos que todo es consentido y los actores saben que va a suceder porque siempre lo avisamos antes.  Pero antes o durante el video no queremos mostrarlo porque jugamos con las fantasías. Podemos escribir en nuestra página o en el blog, contestar preguntas en entrevistas o incluso ponerlo al final del video, pero el video cuanto más real sea mejor.

Anneke: Si, al igual que siempre decimos que no usamos sangre de mentira, si hay sangre es sangre real, algo consentido y real. Queremos estimular al máximo la fantasía de la persona, que crea que es lo más real posible. Por eso luego tenemos blogs, entrevistas… y ahí mostramos que todo está en orden.

Nico: Queremos que la gente saque us propias conclusiones, que investigue. Si hay un sector que nos malinterpreta, debería informarse.

Anneke: Queremos ofrecer misterio, el misterio es algo muy erótico. Nos gusta jugar con ello.

QPR: En Erotopía comentábais que en vuestras entradas iban a haber componentes pedagógicos, que teneis la intención de explicar al expectador qué haceis con tal de favorecer una buena salud sexual. Por fin somos los que vivimos sexualidades atípicas los que hablamos de ellas mostrando que podemos habitarlas más allá de la patología. Toda la lucha SEX+, todo el trabajo pedagógico de Sprinkle, Taormino, los blogs como el de Amarna Miller o vuestro trabajo es básico para ofrecer algo que parece que nadie recuerda: no nacemos enseñados y la educación sexual es básica. ¿Qué os lleva a esta faceta pedagógica?

blackmind

Anneke: Es algo que creo que teníamos bastante claro desde el principio, sobre todo porque a base de pensar vimos que el problema del porno hacia la sociedad es que no hay pedagogía, te sueltan una imagen y tu la interpretas como puedas.  Nosotros como sabemos que tenemos un contenido bastante extremo, donde hay mucha violencia, cosas que a la gente de entrada le puede costar entender, por eso queremos acompañarlo de unas palabras, de una explicación razonable de lo que están viendo.  Y la pedagogía no sólo se encuentra en el texto, también pretendemos que las imagenes violentas o de sexo explícito tengan un sentido, todo pasa por algo. Creo que eso ayuda a que la gente lo vea como más normal.  Cuando rodamos Halo teníamos un poco de miedo por el sector feminista, no queríamos que se malinterpretase y entendieran que hacíamos apología a la violación. No iba por ahí para nada, al contrario. Ese video pretende empoderar a la mujer. En ese caso hay un chico que disfruta de tener a una chica arrinconada, pero ella es una tía que quiere morir, a la que le excita esa situación. La clave no sólo es escribir un blog, que también es necesario, si no darle sentido a lo que haces.

Nico: Lo que nosotros queremos es comunicar, estas cosas existen y si se comunican bien se pueden aceptar. Queremos trabajar en varios tipos de comunicación, tanto visual como en texto… pero sobre todo con responsabilidad. En cuanto expones algo tienes una responsabilidad en cuanto al contenido y más si tienes un contenido sensible.  Creo que lo estamos llevando muy bien, estamos actuando de un modo responsable.

QPR: Se me ocurren mil filias que me encantaría veros trabajar… Dacrofilia, Agalmatofilia, Lactofilia… ¿Alguna pista de qué será lo siguiente?

Anneke: la primera temporada ha sido un ensayo, un poco a de experimentación ver que tal y ahora nos hemos organizado.

Nico: Esperamos contar con más medios. Para esta segunda temporada esperamos poder hacer vídeos más largos. Vamos a abrir Crowdfunding para el proyecto del mediometraje.

received_10155519648870727

Gracias infinitas a Anneke y Nico por el tiempo, la compañía y la charla más que interesante y a Bru por las fotos y la ilusión. Y aprovecho este huequito para informaros de que Bru Aguiló forma parte de Fotomovimiento, que es un colectivo de fotógrafxs activistas, inmersos ahora mismo en un proyecto que necesita de toda ayuda posible. ¡Os dejo los enlaces para que cotilleeis!

Fotomovimiento 

Proyecto maravilloso para un libro de fotografía 

2 respostes a “BlackMind Studios, Black Porn d’Auteur. Oscuros fetiches en formato de delicia visual.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s