Love menstruation, enjoy your blood.

Nunca he deseado tanto a mi regla como cuando me quedé embarazada sin quererlo. Recuerdo que esas semanas venían a mi cabeza todas las veces que me quejaba del dolor o de lo incómoda que era toda ella como concepto y pensaba: que no! que no! que es mentira… Ven por favor!!! No vino. Hasta después de la intervención. Cuando vino, recuerdo levantarme de la cama, sangrar de manera preocupante y correr al baño entre retortijones dejando un rastro de sangre por el pasillo. Ya hacía años que mi terapeuta me decía que la regla nos duele  porque no la aceptamos. Decidí aceptarla: ‘Está bien. No me desagradas.’  Era mentira… ¿Cómo iba aceptarla si seguía con anticonceptivos? Pastillitas mágicas que hacen que todo sea falso, que en el sangrado no haya óvulo, que simplemente manches la bragas de manera artificial y tecnológica para asegurarte de que no estas encinta. Me tomó dos años, dejar mi relación heterosexual y empoderarme para volver a sentir mi regla. Tres años después me ha dado un arrebato después de masturbarme y he decidido que ya es hora de normalizarla, de visibilizarla. ¿Porque puedo comerle un coño a alguien que me gusta sin importarme que esté menstruando pero me rallo tanto si la que menstrúa soy yo? No tiene sentido. Es normal, es natural, no es sucia y no me hace impura. Es maravillosa y es divina. Y me encanta.

5 respostes a “Love menstruation, enjoy your blood.

  1. Genial; fastinante el torbellino de emociones que despierta el texto, es como una mezcla entre una montaña rusa y una mecedora que te acaricia!! Íntimo, intenso y político, gracias por compartirlo =)!

    Yo revaloricé mi regla cuando llevaba un par de meses utilizando la copa menstrual… Estaba en la ducha, me la quité y casi sin darme cuenta empecé a jugar con ella, a hacer dibujos en mi cuerpo… Poco a poco fui tomando consciencia de que no huele como me vendían, ni es sucia como me habían dicho… y adoro esa nueva relación!

    1. Jo! Gracias a ti por comentar! 😀 Yo con mi primera regla tras el aborto dibujé un pájaro… por desgracia en la mudanza Berlín – Barcelona perdí muchas cosas, ese dibujo entre ellas. Es precioso crear con ella y darse cuenta de que no es lo que nos vendieron.

      1. Ojalá! Aunque temo que todas esas cosas se perdieron como lágrimas en la lluvia, que dirían en Blade Runner… Veremos, nunca se sabe. Hace poco encontré una primera edición descatalogadisima de mi libro preferido. Años después de haberlo perdido una copia igual aparece en una tienda de Sants… y por 1€! Asi que no pierdo la esperanza!

  2. Jo, qué texto más potente, y cuánta razón tienes. Adoro ese final: “Es normal, es natural, no es sucia y no me hace impura. Es maravillosa y es divina. Y me encanta.” Claro que sí!! Que no es más que sangre (hay para quienes como si de heces se tratara), que no hay que avergonzarse ni que rechazarla, por mucho que la publicidad y la sociedad nos digan que la sangre es azul y los óvulos perlas anacaradas, y la sangre roja solo aparece en las pelis bélicas o de acción. Ahí sí, a raudales. Y a casi nadie le molesta.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s