Tecnología, cuerpo y el dolor como resistencia política.

bob flanagan

Las experimentaciones son ahora algo corriente en la investigación científica, acercándose cada vez más a ese punto en el que la ciencia y la pornografía terminarán por encontrarse y fusionarse. Sin lugar a dudas llegará el día en que la ciencia será el más grande productor de pornografía. Las insólitas perversiones del comportamiento humano provocadas por los psicólogos que prueban los efectos del dolor, el aislamiento, la irritación, etc representarán el mismo papel que los senos desnudos de las isleñas polinesias representaban en los documentales de los años cuarenta de la vida salvaje.      J.G. Ballard The Atrocity of exhibition. 1990

Leo esto y mi cabeza relaciona ciencia con tecnología. No puedo evitar pensar en El manifiesto Cyborg de Donna Haraway en algún tipo de fusión con la obra de Romain Slocombe. Me acuerdo de la entrevista de Marta Delatte a Neil Harbison acerca de la cibernética y el futuro de la sensualidad. O de aquella vez en que conversamos durante más de una hora acerca de la relación entre el Deporte y BDSM. Pienso en Bob Flanagan siendo torturado en el mítico vídeo de Nine Inch Niles, Happines is Slavery. Y me pregunto ¿Hacia donde vamos? Yo que siempre he sido muy de entrañas y de despreciar la tecnología, me encuentro con que al final me atrapará. Es innegable, es el futuro. Es el presente, en realidad. Pero plantearme esa tecnología como parte de mis entrañas, es algo que a mi siempre me había parecido perturbador. Hasta que empecé a preguntarme: Pero ¿Qué es tecnología? y me percaté de que probablemente eso que tanto temía ya formaba parte de mis entrañas.
Y tras una ligera reflexión vuelvo a pensar en mis entrañas, en las vísceras, en el dolor y en lo viva que puede llegar a hacerme sentir. Y me sabe menos mal pensar en la tecnología o en la ciencia sobre mi cuerpo si la entiendo como algo menos anestesiante y quizás un tanto más kinki. Se me antoja reapropiarme de ella y usarla para escoger cuando y como sentir dolor.  Siendo yo la única propietaria de mi cuerpo, y de sus experiencias.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s