Check your privilege

Hace unas semanas checkeando mi facebook me encontré con una actualización de estado de Ikah Balk que me hizo reflexionar.

Acabo de empezar un trabajo disculpándome por mi privilegio de blanca y occidental. Por bollera no, que eso es bien. #educaciónsocial #Asísí

Últimamente se me plantea mucho el tema de los privilegios. En varias conversaciones he debatido con cishombres acerca de sus privilegios y de la poca conciencia que la mayoría tiene sobre ellos. Sin embargo desde hace un tiempo vengo pensando en los privilegios que yo misma tengo sobre otras personas, por cuestión de raza o incluso de género.

keep-calm-and-check-your-privilege-1

Creo que en cuestión de raza no hace falta entrar en demasiado detalle. Soy blanca y occidental y tirando a católica así que se me permiten muchas más cosas y gozo del no prejuicio inicial sobre mi persona.  Obvio que no lo escogí, pero me he movido lo suficiente por este mundo como para estar al otro lado. Podría explicar bastantes anécdotas sobre el desprecio de ciertos alemanes hacia mi misma por ser española , así que como es lógico no voy a negar que aquí recibo el privilegio de ser nacida en mi país de residencia. Además de autóctona y blanca , tal y como anda la economía actual, podrían casi clasificarme burguesa, no por elección ni herencia, si no por el mero hecho de ser una superviviente a la precariedad y tener un trabajo relativamente estable. Vamos, he tenido que oir muchas veces eso de : ” Oh, no te quejes, al menos tienes trabajo” Si… trabajo 30 horas semanales, con un contrato y un sueldo de 20. ¡No me parece que sea como para festejarlo! De todas maneras soy consciente de que ando en el lado del privilegio.

En cuanto a las cuestiones de género ser mujer te priva de muchas cosas que yo  y infinitas feministas más, reclamamos. Y más de una vez parece que en respuesta a ese reclamo de derechos se oye al unísono a un montón de gente diciéndote: “Oh vamos, ser mujer  también tiene ventajas, aprovéchlas!” Y una se plantea, “vaya… parece que en ciertos aspectos también te da “privilegios” esto de ser mujer…”  Veamos:  Entradas gratis a la discoteca. Oh si, por favor, usadme de cebo para que un montón de tíos desesperados por ligar entren en tu club en busca y captura de mujeres.  La otra gran ventaja: Copas gratis. Sin ir más lejos, el otro día estaba en un bar un bar tomando cañas y se dió la típica situación en la cual tanto mi amigo como yo fuimos a pagar las copas. Ante semejante acto, la camarera dijo: ” Déjale que pague él, que tu eres la chica. ” Yo no sabía donde mirar, Él contestó algo así como : “uy… no sabes lo que le has dicho”  Yo no quise entrar en debates y simplemente dije  ”ui, no no,  yo renuncio a esos privilegios, por favor, cóbrame a mi”  Supongo que mi cara denotó que no estaba para bromas y me cobró las dos copas.

Es evidente que esta muchacha debe haberse sentido oprimida en algún momento por ser mujer. No conozco mujer que no haya conocido la opresión,  aunque muchas lo ignoren por no planteárselo. Sin embargo, parece que su manera de luchar consiste en beneficiarse de los pocos privilegios que se le conceden por ser mujer.  Si es que eso puede considerarse una lucha y no una simple aceptación y disfrute de las pocas libertades otorgadas. Yo lo siento, pero esa clase de privilegios no los quiero. Es más, los rechazo.  Yo no quiero esas falsas cortesías.   Y no lo digo por el muchacho en cuestión, con el que tengo una relación de amistad en la que un día paga él, un día pago yo, independientemente de nuestro género. Si no por la reacción de ella. A ella no le importó si él tiene trabajo o no, si tiene más gastos que yo o no, si él ya pagó dos copas antes. El tenía que pagar porque es un hombre. No había más argumentación.  No me parece ético y me parece altamente discriminatorio para ambos.

Así que me gustaría usar este espacio y desde aquí  declarar que soy consciente tanto de mis opresiones como de mis privilegios. Sé que gozo del privilegio de ser blanca y occidental. Pero además pretendo apoderarme del privilegio de la condición política de lesbiana y utilizarlo para reivindicar los derechos de todxs lxs oprimidxs por cuestiones de género para conseguir que gocen, como mínimo, de las mismas libertades que yo; Para poder juntos seguir avanzando hacia nuevos horizontes. Espero que si todos hacemos lo mismo, la libertad de ser  vuelva a ser  un concepto plural. 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s